Artículo de opinión: “La educación especial. El pilar abandonado del sistema educativo”

LA EDUCACIÓN ESPECIAL: EL PILAR ABANDONADO DEL SISTEMA EDUCATIVO

En un artículo publicado en prensa, el Departamento de Educación de Cristina Uriarte ha anunciado que quiere “blindar” la Educación Especial y para ello el próximo curso ampliará el número de profesionales fijos de este sector. Aunque los medios de comunicación (o los responsables del Departamento de Educación) mencionan al profesorado, esa noticia hace referencia al personal educativo de Educación Especial. En concreto, se refiere a las trabajadoras no-docentes. Por lo tanto, Fisioterapeutas, Intérpretes de Lengua de Signos, Terapeutas Ocupacionales, Especialistas de Apoyo Educativo, Transcriptoras… por fin, vamos a ver nuestra Relación de Puestos de Trabajo (RPT) aumentada en 122 plazas más.

Si tenemos en cuenta que la última actualización de nuestra RPT fué hace once años (en 2006) y que la que ahora se realiza se acordó hace dos años, podemos decir que este anuncio nos llega bastante atrasado. El Departamento de Educación culpa de ello al “veto de Madrid”, ¡cómo no! Siempre han demostrado muy poca capacidad para la autocrítica. Cuando en las negociaciones para un nuevo convenio en 2011 se recogió la ampliación de la RPT en un preacuerdo, no existía ningún “veto”. Luego las negociaciones se rompieron y quedó en nada, sí. Y hace dos años, cuando no se materializó esta nueva RPT, el problema fué que se olvidó pedir la partida económica para ello en los presupuestos. ¿Porqué tenemos que creer ahora las razones que nos dan?

En el anuncio de esta noticia también se menciona que para el Departamento de Educación “la educación especial es uno de los pilares de un sistema educativo equitativo”. Y así será, sí. Pero han dejado muy claro que el pilar de la Educación Especial no es igual a los demás pilares, que no tiene la misma importancia que los demás pilares que sustentan el sistema educativo. Sino que es el pilar más abandonado del sistema educativo.

Un par de ejemplos para demostrarlo. Según El Informe sobre Educación en Euskadi 2013-2015, en el curso 14/15 (son los últimos datos) en la CAPV el número de alumnos/as con necesidades educativas especiales (n.e.e.) matriculados/as en centros públicos era de 10.034 y en los centros concertados de 6.627. De este número, 296 alumnos/as estaban en aulas estables de centros públicos y 441 en las de centros concertados. Dejando claro que la financiación para las aulas estables se dirigió a los centros concertados. En Gipuzkoa ese mismo curso había 11 alumnos/as en las aulas estables de los centros públicos. En las de los centros concertados, en cambio, había 199 alumnos/as. ¿No tendrá esto que ver con la privatización de la Educación Especial? A nosotras nos parece que sí.

Ese mismo informe recoge también que entre los años 2013-2015 el alumnado con discapacidad motórica sufrió un incremento del 16%. Siendo esto así, parece lógico pensar que harían falta más fisioterapeutas, ¿no? Pues, increiblemente, no hubo ninguna variación en el número de fisioterapeutas.

Y por desgracia, la situación laboral que sufrimos las educadoras de Educación Especial de la red pública no es mucho mejor: nuestro convenio es de 2003; la eventualidad del sector es del 58%; las especialistas de apoyo educativo no tenemos una jornada semanal definida y con el transporte, comedor y horas de atención directa podemos realizar más de 40 horas semanales; las fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales cobran un sueldo más bajo que el de maestros/as a pesar de que para trabajar se les exije un título académico de igual grado; los horarios son cada vez más ajustados… Frente a los problemas y a la irresponsabilidad de los responsables del Departamento de Educación, las trabajadoras debemos realizar esfuerzos extras para dar una respuesta adecuada a las necesidades del alumnado. ¿Hasta cuándo?

Y ahora desde el Departamento de Educación anuncian a bombo y platillo que la eventualidad del sector del personal educativo de Educación Especial va a bajar del 50%. ¿Así quieren “blindar” la Educación Especial?¿Con esta única e insuficiente medida pretenden mejorar la situación de la Educación Especial? ¡Qué nos lo expliquen mejor, porque no hay manera de entenderlo!

  • Add to favorites
  • email
  • Facebook
  • PDF
  • Print
  • Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *