Enseñanza privada CAPV. Las patronales de Iniciativa Social siguen sin presentar propuestas de acuerdo

Las patronales de Iniciativa Social siguen sin presentar propuestas de acuerdo, por lo que los sindicatos ELA, STEILAS, CCOO, LAB y UGT no ven otra alternativa que recrudecer la dinámica de movilizaciones y huelgas.

Tras 4 días de huelga, resulta inaceptable que, en vez de plantear contenidos que se aproximen a las reivindicaciones de las trabajadoras y trabajadores, que se hayan limitado en la reunión de hoy a volver a poner encima de la mesa la misma propuesta de antes de la huelga.

Para los sindicatos ELA, STEILAS, CCOO, LAB y UGT es inaceptable la actitud que están teniendo las patronales en este conflicto, en general, y en la reunión de hoy de la Mesa Negociadora, en particular.

En noviembre de 2017 no nos dejaron otra alternativa, a la parte social, que levantarnos de la mesa negociadora y emprender el camino de la movilización. Y es que, después de múltiples reuniones, las patronales no se tomaron en serio la plataforma conjunta consensuada por la totalidad de los sindicatos.

A lo largo de un largo año la plantilla ha protagonizado multitud de movilizaciones, concentraciones y manifestaciones, campañas y actos, así como 9 días de huelga que han contado con un amplio seguimiento del personal. Nuestro calendario de movilizaciones a lo largo del año ha dado tiempo suficiente a las patronales para elaborar propuestas que satisfagan las reivindicaciones de la plantilla; pero ha sido en vano, en todo ese tiempo las patronales no han mostrado voluntad de llegar a ningún acuerdo.

Para citarnos a la Mesa Negociadora esperaron a estar en vísperas de la huelga de 4 días, convocada por la parte sindical para el periodo comprendido entre el 27 y 30 de noviembre. Después de haber transcurrido un año desde que los representantes sindicales dejaron la Mesa, y un mes desde los últimos días de huelga, la propuesta de aquella reunión de Mesa del 16 de noviembre iba más dirigida a desactivar la huelga, que a ser un auténtico intento de negociación y de acuerdo. En efecto, aquella propuesta presentada en la Mesa no contenía casi ningún avance respecto a aquella otra que motivó nuestra retirada en noviembre de 2017. Posteriormente, el 21 de noviembre, nos enviaron por correo una segunda propuesta, que tampoco recogía ningún cambio sustancial.

Una vez realizada la huelga de cuatro días, que fue tan ampliamente secundada como las anteriores, nos han convocado a una nueva reunión de mesa negociadora, donde nos han presentado la misma propuesta, sin ningún tipo de mejora. Es algo inaceptable, que deja bien patente la falta de voluntad de llegar a acuerdos por parte de las patronales.

Los sindicatos pretendemos alcanzar acuerdos, y estamos dispuestos a emprender una verdadera negociación, pero no aceptaremos regresar al escenario que motivó nuestra retirada de la mesa, a multitud de reuniones vacías de contenido. Las patronales no están jugando el papel que les corresponde, ya que sus actuaciones van encaminadas únicamente a desactivar la movilización, en vez de tratarse de una auténtica intención de llegar a acuerdos. Aunque públicamente dicen mantener una voluntad negociadora, siguen enrocados en mantener los mismos planteamientos de negación de las reivindicaciones de las trabajadoras y trabajadores; quieren dar una apariencia negociadora, pero sin avanzar un sólo paso.

La gente del sector lleva casi una década sin renovar el convenio, las pérdidas acumuladas del poder adquisitivo son superiores al 10%, la modernización pedagógica, la digitalización y a la innovación educativa han corrido de su cuenta, con lo que las cargas de trabajo han llegado a ser insoportables. Algunos de los colectivos de este sector (especialistas de apoyo educativo, personal del primer ciclo de Educación Infantil) han ido aumentando en los últimos años, en número y en precariedad, y resultan ser precisamente los colectivos más feminizados y los que se encuentran en peores condiciones. Por ello se requiere una actuación urgente para la mejora de sus condiciones laborales. El descenso de la tasa de natalidad ha tenido repercusiones en los centros, y así, en los primeros cursos de Educación Infantil ya se ha empezado a despedir personal. Por otra parte, la subcontratación de servicios aumenta progresivamente, lo que ha traído consigo un recrudecimiento de la precariedad de las condiciones laborales de ciertos colectivos. Aún está pendiente la homologación del profesorado de 1º y 2º de la ESO, y se ve necesaria una mejor regulación de la Formación Profesional.

Por todo ello, los sindicatos ELA, STEILAS, CCOO, LAB y UGT consideramos que las patronales no nos dejan otra salida que intensificar la dinámica de movilizaciones y de huelgas, que no cesará hasta que nos presenten una propuesta seria que responda a los contenidos de la plataforma unitaria consensuada por toda la parte sindical.

Euskal Herria, 19 de diciembre de 2018.

2018-12-20T12:14:30+00:0020 diciembre 2018|CAPV, Noticias, Privada CAPV|

Leave A Comment