El Gobierno Vasco ha enviado la orden a los centros educativos la víspera de la jornada de huelga. Ha modificado los criterios hasta ahora utilizados, y bajo la excusa de garantizar la salud, ha establecido unos servicios mínimos más altos que nunca y que vulneran el derecho a la huelga.

El Gobierno Vasco, en lo que a la orden de servicios mínimos se refiere, ha mostrado la misma improvisación y falta de respeto hacía la comunidad educativa que está demostrando en este inicio de curso.

En un nuevo acto tardío e improvisado, en la vispera de la jornada de huelga, ha hecho público, a la vez que ha transmitido a los centros la orden de servicios mínimos. Además, ha cambiado radicalmente los criterios seguidos hasta ahora a la hora de decretar los mismos, y ha establecido unos servicios mínimos más altos que nunca bajo el pretexto de garantizar la salud.

Mientras en el día a día no pone medidas y recursos para garantizar la salud de trabajadores/as y alumnado, en algunos colectivos ha establecido servicios mínimos del 100% (como en la limpieza), y en otros, ha señalado unos servicios mínimos que imposibilitan el cumplimiento de las medidas establecidas en los protocolos.

Esta generará una nueva situación de caos inaceptable en los centros, que ya tenían organizada la jornada de huelga, dejando de nuevo toda la responsabilidad a la dirección de los centros y a los trabajadores y trabajadoras. Por otro lado, el establecimiento de servicios mínimos para un solo día de huelga, que bajo el pretexto de garantizar la salud y son mayores que nunca, supone un intento de invisibilizar la movilización y desactivar la huelga para ocultar la dejadez y la penosa gestión del departamento de educación.

Por todo esto, y porque entendemos que estamos ante una grave vulneración del derecho de huelga, los sindicatos estamos analizando llevar la orden de servicios mínimos a los juzgados.

Euskal Herria a 14 de septiembre de 2020