Hoy presentamos nuestro último trabajo “La segregación del alumnado de origen migrante en Vitoria-Gasteiz”, el objetivo de este estudio es explorar la situación de la juventud de origen migrante y comprobar si nuestro sistema educativo se sustenta el principio de igualdad de oportunidades.

Para realizar este estudio empírico, se ha elaborado y pasado una encuesta al 65,4% del alumnado que cursa 4º de la ESO en centros públicos de Vitoria-Gasteiz. No obstante, por las características que presenta nuestra ciudad, las conclusiones extraidas son facilmente extrapolables al resto de la comunidad autónoma. A partir de hoy, nuestro extenso trabajo estará disponible en internet en dos versiones: informe completo y un resumen ejecutivo del mismo.

 

A continuación describimos algunas de las conclusiones extraidas a partir del análisis e interpretación de los datos obtenidos.

  1. La Comunidad Autónoma Vasca en general, y Vitoria-Gasteiz en particular, presentan unos de los índices más altos de segregación escolar del estado. Y, a su vez, uno de los índices más altos de Europa en escuela privado-concerada. Estos dos fenómenos, segregación y escuela privado-concertado, están estrechamente relacionados.
  2.  En los centros segregados el 83,8% de alumnado es de origen migrante y en este tipo de centros en dónde se concentra la mayor cantidad de alumnado en situación de pobreza.
  3.  Mientras que casi el 60% del alumnado en centros NO segregados valora sus notas como buenas o muy buenas, en el caso de los centros segregados este porcentaje baja veinte puntos. En los NO segregados el 15,9% ha repetido curso o arrastra asignaturas del año pasado, en los segregados este porcentaje asciende al 33,3%.
  4. Un 60% de los alumnos de origen migrante, en los centros NO segregados, se identifican como vascos y españoles. En los centros segregados está identificación baja 16 puntos.
  5.  Un 60% de la juventud de origen migrantes en centros segregados no se siente vitoriana, más del doble que en los centros NO segregados.
  6. A penas el 10% del alumnado segregado de origen migrante vivencia el euskera como algo propio. Sin embargo, más de la mitad de la juventud de origen migrante en centros no segregados considera el euskera como algo propio.
  7.  Respecto a sus expectativas de futuro, en los centros NO segregados la mayoría quiere seguir estudiando para acceder a la universidad (61,5%), entre quienes estudian en centros segregados el porcentaje se reduce al 45,6%. Sin embargo la opción de seguir estudiando para acceder a formación profesional es mayor en los segregados. La voluntad de abandonar los estudios es relativamente baja pero se da con mayor frecuencia en los centros segregados.
  8. Las alumnas han vivido, en mayor proporción que los alumnos, situaciones y actitudes de rechazo por motivos raciales.
  9. Respondiendo a por qué hay centros segregados, ellas, en una proporción mucho mayor que ellos, perciben que la discriminación procede de quienes no se consideran migrantes hacia quienes son de origen migrante.

Con los datos obtenidos se evidencia que las diferencias de origen condicionan la vida personal, escolar y social del alumnado. Ha quedado patente que la segregación escolar viola derechos y oportunidades. Por lo tanto, podemos afirmar que nuestro sistema escolar no se sustenta en el principio de igualdad de oportunidades.

Para acabar, queremos hacer referencia al acuerdo educativo que diferentes partidos políticos han negociando estos días para dar sustento a una futura ley de educación en la CAV. Desde STEILAS nos parece urgente que dicha ley garantice la igualdad de oportunidades y la cohesión social, ataje de raíz la segregación y establezca las medidas correctoras necesarias. Invitamos a los partidos políticos a que lean nuestro informe y les interpelamos para que prohiban de manera explícita la segregación escolar, entendida ésta como una conculcación de derechos fundamentales y un mecanismo de opresión y discriminación.