EHU/UPV: Mainobras para retrasar los efectos económicos de la convocatoria de complementos de 2016

Comunicado STEILAS_LAB_CCOO_ELA

El personal docente e investigador (PDI) de la UPV/EHU, al igual que el resto del personal de la administración pública, sufrió una reducción salarial del 5% en el año 2010 y desde entonces tienen sus salarios congelados, si bien en este año electoral el salario se ha incrementado un 1%. También les fue retirada la paga extraordinaria de Diciembre de 2012 que, a día de hoy, sólo se ha recuperado en un 25%. Así, el PDI acumula una pérdida de poder adquisitivo de más del 30% desde 1995.

Como el salario base del profesorado universitario es bajo dentro del sector de la educación, percibe unos complementos adicionales (estatales y autonómicos) para mejorarlos. En el País Vasco el complemento autonómico se diseñó para acercar los salarios del profesorado universitario al de las enseñanzas no universitarias, tradicionalmente mejor pagado que sus colegas de la universidad. Para acceder a dicho complemento autonómico el PDI ha de evaluar sus méritos cada cinco años en las convocatorias que se deberían realizar al efecto todos los años, según la normativa vigente aprobada en su día por el Gobierno Vasco.

La convocatoria es un sistema complejo en el que están implicados la UPV/EHU, la Agencia de Calidad del Sistema Universitario Vasco (Unibasq), el Gobierno Vasco y el Consejo Social (órgano externo a la comunidad universitaria que controla y vigila las actividades económicas de la Universidad). La Universidad realiza la propuesta y el Consejo Social aprueba la convocatoria. Unibasq establece los criterios y realiza la evaluación de los méritos presentados por el profesorado.

Desde el año 2010 no se había realizado ninguna convocatoria para optar a dichos complementos, hasta que el 2015 se reiniciaron como consecuencia de una sentencia judicial. Posteriormente, los tribunales han obligado a la UPV/EHU a realizar las convocatorias de los años 2013 y 2014 también.

La convocatoria de 2015 está prácticamente resuelta, y la propuesta de la de 2016 ya fue realizada por la UPV/EHU en Diciembre. Parecía, por tanto, que se retomaba la senda del acuerdo, tal y como nos comunicaba el Sr. Rector el pasado 4 de marzo. Sin embargo, a día de hoy la convocatoria de 2016 aún no ha sido aprobada por el Consejo Social, ni hay fecha establecida para ello, lo cual es un hecho muy grave. En efecto, como el proceso de resolución se demora 6 meses, de no aprobarse en Mayo y publicarse en Junio, no se podrá resolver durante 2016, y sus efectos económicos se retrasarían al año 2018. Esto supondría un año más de demora en el cobro de unos complementos que son una parte importante del sueldo del PDI, a quienes se ha impedido presentarse hasta ahora para ser evaluados, debido al el incumplimiento de la normativa vigente por parte de la UPV/EHU y la falta de dotación presupuestaria del Gobierno Vasco.

Ante esta situación los sindicatos LAB, STEILAS, CCOO y ELA de la UPV/EHU coinciden en la exigencia de normalización de las convocatorias de complementos y, más en concreto, que la que se tiene que aprobar en 2016 se apruebe de manera inmediata para que sus efectos sean los previstos inicialmente (año 2017), exigiendo a las instituciones implicadas, en particular al Consejo Social, a cumplir lo pactado.

Los sindicatos firmantes, en defensa de los derechos laborales del PDI, no están dispuestos a aceptar demoras ni excusas en el cumplimiento de los mandatos legales por parte de las instituciones implicadas.

 

2016-05-25T08:42:36+00:0025 mayo 2016|Notas de prensa, Noticias, UPV-EHU|

Deja un comentario